Conociendo Roma: Plaza Navona


Durante mi paseo en Roma la lluvia me acompañó casi todos los días. A pesar de ello no me desanimé, y mientras mis compañeras de viaje perseguían otros intereses, me adentré en el centro de la ciudad partiendo desde el castillo de San Ángelo, luego de visitar El Vaticano. La meta era llegar a la Plaza Navona y al Pantheon, que están ubicados muy cerca entre sí, y de la posición en que me encontraba luego de cruzar el río Tíber. 

Pero en este lado de la ciudad las calles son verdaderos laberintos y me desorienté un poco, así que luego de dar un par de vueltas llegué a la plaza por el sur. Para entonces ya estaba despejado, así que pude contemplarla y recorrerla en su esplendor. Tiene forma de óvalo y se levanta sobre las ruinas de lo que fue el estadio de Domiziano; son impresionantes sus fuentes, edificios, obelisco e iglesias.

Montreal, toda una experiencia


Montreal es una ciudad canadiense asentada en una gran isla, así que todas sus autopistas terminan en puentes; tiene una gran zona subterránea con mucha actividad comercial y recreativa, y les sirve para refugiarse en los helados inviernos. Hay muchos lugares que visitar pero traté de ir a los más representativos en el poco tiempo que tenía disponible.

El idioma oficial es francés, pero la diversidad cultural es muy grande y hay una gran población de extranjeros por lo que la mayoría de la gente se puede comunicar también en inglés, en especial en las tiendas y los lugares turísticos (justo donde lo necesité). De todas maneras antes del viaje aprendí ciertas frases básicas en francés que me fueron muy útiles en el aeropuerto, hotel y restaurantes (sufrí hasta para pedir un poco de sal).

Circuito Mágico del Agua


Sin duda el que visita Lima, capital del Perú, hará un recorrido por Larcomar y el corredor costero del distrito de Miraflores, para contemplar las hermosas vistas del mar. Yo recomiendo además, no dejar la ciudad sin haber dedicado al menos una noche para disfrutar el Circuito Mágico del Agua.

Lo promocionan como el complejo de fuentes más grande del mundo; se encuentra en el Parque de la Reserva y es relativamente nuevo (la primera vez que fui a Lima aún no existía). Hay que ir con la vestimenta adecuada y dispuestos a divertirse porque de allí nadie sale seco, es imposible resistir la tentación de probar alguno de los juegos que tendrán como consecuencia salir empapados.

La Fuente Mágica
La fuente Mágica es la más grande de todas por su altura, lanza un géiser o chorro vertical central que alcanza hasta los 80 metros y al acercarse se puede sentir la brisa. La fuente de La Fantasía es la más larga en extensión y la más colorida, hay una sincronización de chorros como un arco iris, con música clásica o folklórica e imágenes proyectadas con láser sobre el agua pulverizada. Las imágenes muestran los símbolos patrios peruanos, coreografías o escenas de baile.

También destacan la fuente de Las Tradiciones, el Laberinto de Ensueño, y las fuentes de juegos para los niños. Lo que me pareció mas interesante fue un túnel con paredes de agua, por el que era posible pasar sin mojarse, mientras se ve el agua fluir por encima de la cabeza.


View more presentations from Croixmarie
Este parque es una celebración al líquido vital y una invitación a conservarlo. Tuve problemas con mi cámara y mis fotos no están muy nítidas, pero gracias Margarita por colaborar con algunas de las tuyas ;)

Saludos.

Curiosidades en Roma


Por fin después de seis meses de llegar a España, pude salir a conocer un poco más del continente europeo. Atendiendo a la invitación de una amiga ecuatoriana, inicié visitando Roma durante la Semana Santa, temporada por demás interesante para recorrer la capital italiana. De las ciudades que he llegado a conocer, en Roma y El Vaticano he pronunciado la mayor cantidad de "WOW's" por metro cuadrado, y no es para menos, con toda la historia que tiene sobre sus espaldas para contar.

Por ahora he realizado una corta recopilación fotográfica de lugares y situaciones que en mi opinión salen de lo común, o en algunos casos, anécdotas retratadas en mi cámara de aficionado. Como por ejemplo, la portada que acompaña esta entrada, donde un "intruso" se coló mientras tomaba fotos a la cúpula de la Basílica de San Pedro desde el puente San Angelo, sobre el río Tíber.