Funicular del monte Serrat en Santos, Brasil


El funicular del monte Serrat es uno de los mayores atractivos de Santos, la ciudad del café, que es el puerto marítimo principal del estado de Sao Paulo, y la playa más cercana para los paulistanos. Brasil es un país tan grande que las distancias entre lugares son inmensas, pero en este caso basta una hora de viaje desde Sao Paulo para llegar a Santos.

Es muy fácil acceder al funicular, pues el monte Serrat es visible desde casi cualquier punto de la ciudad, se puede llegar caminando desde el Centro Histórico hasta la caseta de ingreso. Se paga R$ 21 por persona  y ya estamos listos para abordar y ascender a unos 150 metros. La vista es espectacular durante los 4 minutos que dura la subida; en la mitad del camino nos cruzamos con el otro "bondinho" que desciende de forma sincronizada.

Vista del centro hacia la playa
La iglesia estaba en reconstrucción
En lo alto, al desembarcar nos encontramos con el casino, que hace muchos años no está en funcionamiento, pero es posible alquilar los salones para reuniones. También hay un pequeño museo con objetos y fotografías que recopilan la historia del funicular, pues hubo varios deslizamientos de tierra que pusieron en peligro la estructura.

Al salir del casino se abre el panorama: ¡No es posible escoger a qué lado mirar, pues todo es espectacular! Por un lado se ve el puerto marítimo con toda la actividad frenética de la llegada y salida de los buques, yates, lanchas y cruceros. Luego está el Centro Histórico con el Museo del Café, la Catedral, los edificios Patrimoniales, los parques con sus monumentos; todo ello observado desde arriba. Finalmente tenemos la vista de la parte moderna de la ciudad, con amplias avenidas y grandes edificios, el estadio del club de fútbol Santos, y la playa.



En la cima también hay una iglesia, Nuestra Señora del Monte Serrat, que estaba en reconstrucción en el momento de mi visita, así que no pude entrar. Desde allá hay otra vista, hacia los puentes que llevan a la isla de Guarujá, la autopista de ingreso de la ciudad y el terminal terrestre, y las favelas que están asentadas en los cerros vecinos.

Luego de una larga sesión de fotos llegó el momento de descender. Los bondinhos salen cada media hora, así que hay que estar atentos para volver al casino a tiempo.

Saludos.

El Capitolio en La Habana Vieja


El Capitolio es uno de los edificios más emblemáticos de Cuba, y el más visitado. Se puede llegar a través del Paseo del Prado, una importante avenida en el Centro Histórico de la capital, más conocido como La Habana Vieja.

No pude ingresar al Capitolio porque lo visité cuando ya caía la tarde, sólo pude recorrerlo por fuera y admirar su hermosa arquitectura. El ritmo de la ciudad es intenso a su alrededor, las calles son muy transitadas y se puede apreciar autos clásicos particulares o de alquiler.


Parte frontal del edificio

Vista del Capitolio desde el Paseo del Prado

Estuve hospedada a dos cuadras en un edificio de 10 pisos y pude apreciarlo desde un balcón; es impresionante ver la cúpula desde arriba y cómo se impone en el paisaje entre viejos edificios que lo rodean por la parte posterior.

Recorrer La Habana es una asignatura que tengo pendiente, pues sólo puede estar allá un día debido a problemas del transporte que me llevó desde Santa Clara. Al menos pude aprovechar la tarde para recorrer la parte antigua de la ciudad, y en la noche asistir a la ceremonia de "El Cañonazo" que se realiza en el Fuerte de San Carlos, exactamente a las 21h00.

Saludos.

Casa Calderón, barrio Las Peñas en Guayaquil


El barrio Las Peñas resalta por sus casas antiguas al pie del río Guayas, la mayoría restauradas conservando su diseño original; y por su única calle, la Numa Pompilio Llona, totalmente empedrada. En la reciente celebración del aniversario de Guayaquil, el 25 de julio, pude visitar varias de estas casas patrimoniales, y las obras de pintura y escultura que en ellas se exhibe. 

En las Fiestas Julianas, durante 3 días, este barrio donde se fundó la ciudad más grande del Ecuador, se convierte en una vitrina de artistas que muestran su obra para deleite de los guayaquileños y quienes están de visita. En esta ocasión, por primera vez ingresé a la Casa Calderón, una de las más hermosas por dentro y por fuera, que actualmente es la Sede del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural de la Nación.

Exhibición de fotos de Guayaquil

Personajes y relatos de finales del siglo XIX

La casa Calderón fue construida en madera, con la arquitectura de fines del siglo XIX. Son hermosos los patios interiores, columnas, balcones y galerías. Estuvo muy deteriorada, pero fue rescatada para su conservación, y está abierta al público para que puedan conocer la historia del barrio y la ciudad, y cómo era la forma de vida a través de fotografías, relatos, y personajes con vestidos de la época.

Disfruté de una excelente vista del río Guayas desde sus balcones; tomé fotografías de las demás casas patrimoniales desde arriba, y de las multitudes que colmaron la calle Numa Pompilio Lona al caer la tarde. Una vez culminada la exhibición de arte por las fiestas, aún se puede ir a Las Peñas a visitar la Casa Calderón y las galerías que permanecen por el resto del año. 

Vista de la calle Numa Pompilio Llona desde el balcón

Un rincón para contar la historia de la Casa Calderón

Saludos.

Autos clásicos en Cuba


Este es un post para los amantes de los autos clásicos. Cuba es un museo rodante y yo me divertí mucho tomando fotografías de estas bellezas. Tengo amigos que harían lo que sea por tener uno de éstos, deberían visitar la isla y al menos darse el gusto de conducirlos por unos días.

Una anécdota para siempre recordar es la que nos ocurrió cuando decidimos ir de paseo desde Santa Clara a La Habana. Con cuatro horas de viaje por delante, y por el precio que pagamos, esperábamos un cómodo bus de turismo, pero cuál no sería nuestra sorpresa al ver que nos habían conseguido un bus-taxi con la mitad de la capacidad de pasajeros. Tuvimos que ir los 16 viajeros apretados e incómodos, pero ¡valió la pena!

El bus-taxi que nos llevó desde santa Clara hasta La Habana

La mayoría de los taxis en Cuba son autos clásicos, y los más apetecidos por los turistas son los modelos descapotables, en especial para dar un paseo cerca de las playas. Sin embargo, la experiencia más enriquecedora es escuchar al conductor contar sus historias mientras te traslada ya sea por algunas horas o solo minutos, pues siempre tienen algo interesante que decir, y se aprende mucho de la cultura cubana a través de ellos.

Claro que hay muchos autos modernos, y buses para turismo con todas las comodidades; pero aún así, recomiendo que vivan la experiencia de un paseo en un clásico mientras admiran las playas de Varadero,  Ancón o los cayos, además disfruten de los cocotaxi en La Habana, y mototaxi o carreta de caballo en Santa Clara ;)



Saludos.

Parque Central en Valencia, Ecuador


Valencia es una pequeña ciudad del Ecuador ubicada en la provincia de Los Ríos. Se la conoce también como Ciudad Jardín, y con un recorrido por el colorido Parque Central, se nota que hace honor a ese nombre.

Para llegar se puede tomar un bus en la ciudad de Quevedo, el viaje es de aproximadamente 20 minutos y cuesta 0,50 USD. La mayoría de su gente trabaja en las haciendas cercanas, así que es de esperar que los buses pasen muy llenos hasta los pasillos. Quevedo se encuentra en la carretera principal que une las ciudades de Quito y Guayaquil, capital y puerto principal del Ecuador respectivamente.

En el centro del parque hay un hemiciclo

Las vistas desde el sendero elevado son excelentes

Frente al parque de Valencia se encuentra la iglesia, la Municipalidad, y el Cuerpo de Bomberos; en una esquina hay un patio de comidas para degustar las delicias de su gastronomía. Las calles aledañas son amplias, pero el tráfico está un poco desordenado, se puede tomar el transporte público en cualquier lugar.

En el interior del parque hay un hemiciclo rodeado de columnas, un paseo elevado de madera que permite unas excelentes vistas desde arriba, y varias fuentes con aguas danzarinas. Además no pueden faltar los jardines, entre ellos algunos que cuelgan como enramadas para hacer sombra.

Fuente en una de las esquilas de parque

Los techos en forma de cono son del patio de comidas


Estuve muy poco tiempo en la ciudad, así que no alcancé a visitar algo más, pero seguro regresaré y podré tomar más fotos de sus bellos rincones y de su gente. 

Saludos.