Parque Jean-Drapeau en Montreal


Este fin de semana se llevará a cabo el Gran Premio de Fórmula 1 de Canadá, en el circuito Gilles Villeneuve, que se encuentra en el parque Jean-Drapeau en Montrèal. Este parque está formado por dos islas: Notre-DameSainte-Hélène; el circuito de F1 se encuentra en la primera, y para llegar a él se toma el metro que llega a la estación Jean-Drapeau en la segunda.

Las islas se encuentran en el río San Lorenzo, y están conectadas a la ciudad a través de varios puentes, el ferry, y la línea amarilla del metro que pasa bajo el agua,y se puede tomar en la estación Berri-UQAM. En Sainte-Hélène hay un parque de diversiones con juegos infantiles y montaña rusa, ciclo-vía con alquiler de bicicletas, y toda clase de facilidades para practicar deportes.

Las familias visitan mucho este parque para los picnics o como balneario para tomar el sol de verano y refrescarse en las lagunas. Además se encuentra allí el Museo del Agua y Medio Ambiente, dentro de una enorme cúpula conocida como la Biósfera; desde allí arriba la vista de Montrèal es excelente. 

Biósfera, en la isla Sainte-Hélène   

Museo del agua y del Ambiente

Las islas están comunicadas por tres puentes, el del centro se encuentra cerca de la Biósfera y se puede cruzar por él hacia Notre-Dame con una corta caminata, los otros dos son vías rápidas y forman la autopista. Al cruzar se accede directamente al circuito de F1, que rodea casi toda la isla.

La carrera se celebra sólo una vez al año, pero el resto del tiempo el circuito se utiliza para otro tipo de actividades o hasta para andar en patineta. Se ha convertido en un atractivo turístico, pues la gente que lo visita toma fotografías de las gradas, los pits, o el "muro de los campeones" (donde casi todos los pilotos han sufrido accidentes alguna vez) en cualquier época. 


Circuito de F1 Gilles Villeneuve

Isla de Notre-Dame

En Notre-Dame se encuentra también el Casino, en medio del circuito de carreras. Es un edificio imponente en forma de barco, y a pesar de ser temprano en la mañana, estaba lleno de personas jugando, en especial mujeres y adultos mayores. El Casino se promociona por toda la ciudad, en las estaciones de metro y en los folletos que se entregan a los turistas.

En su interior el lujo es impresionante, o tal vez sea que yo nunca antes había entrado a un casino. Las paredes, pisos, ascensores, cristalería, baños, el personal que atiende, siempre cuidando hasta mínimo detalle para mantener a gusto a los clientes. Adentro está prohibido tomar fotografías, pero me las arreglé para sacar algunas sin flash =)

Casino de Montréal

Interior del Casino

En el parque Jean-Drapeau también se conserva la flora y fauna, lo más curioso son los pinos enormes de diferentes tonos de verde que parecen estar cubiertos de nieve en pleno verano, y los topos que no temen cuando uno se acerca, aunque a veces si corren a esconderse en sus agujeros.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario