Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

Barrios de Sao Paulo


Hay mucho que contar sobre mi visita a los barrios modernos de Sao Paulo. Mi primera tarde en la ciudad la pasé en el barrio de Bela Vista cerca de la estación Brigadeiro del metro. Allí también fue la primera experiencia con la comida, estuve como una hora tratando de decidir el restaurante pues no entendía el portugués en los letreros, y en la carta había cosas tan raras como pizza en forma de cono (como los barquillos de helado). 

Luego al tratar de tomar un bus no quería equivocarme e ir a parar en algún lugar remoto de la ciudad más grande de Brasil; finalmente en un taxi que hizo un recorrido pasando por el parque Ibirapuera llegué al Shopping Eldorado, en el barrio de Pinheiros. El objetivo era la estación Hebraica-Rebouças para tomar el tren de la línea CPTM e ir a retirar los tickets para la Formula 1 en el hotel Transamérica, pero ya era muy tarde así que me quedé recorriendo el centro comercial y el hipermercado Carrefour.

Al día siguiente por fin llegué al Transamérica en el barrio Santo Amaro, haciendo una combinación de metro y dos trenes entre la estación Barra-Funda y la Presidente Altino en la ciudad de Osasco, en un viaje de muchos kilómetros pero más rápido que un bus que se enreda en el pesado tráfico de Sao Paulo. En este sector son un atractivo los grandes puentes sobre el río Pinheiros (que está muy contaminado y en partes con un olor enrarecido).
Una gran parte del recorrido del tren permitía también una vista de la Avenida de las Naciones Unidas donde sobresalían los modernos edificios y hoteles de lujo en el barrio de Itaim Bibi, además el Shopping Morumbí en el barrio del mismo nombre, con la superficie más grande de tiendas que he visto y donde se hacían unas columnas interminables para poder pagar que me hicieron desistir de comprar algo. Estuve allí dos veces pero creo que no recorrí ni la mitad y nunca encontraba la salida en el primer intento, pues me perdía entre los pasillos y varios patios de comidas. Y ya que me refiero a la comida, estuvo excelente la pizza y el risotto con camarones.

Después de un recorrido por el Centro Histórico, fui hacia la parte posterior de la Catedral Metroplitana, y pedí orientación para llegar al barrio oriental de Liberdade. Sólo fueron dos cuadras y ya estaba en una de las calles principales con su decoración de lámparas con luces rojas y sus coloridas tiendas, donde la oferta de productos y comida oriental era muy variada. Entonces ya era de noche y estaba agotada, así que tomé el metro en la estación Liberdade y con una combinación con otra línea subterránea pude llegar al hotel.

Luminarias en el barrio oriental de Liberdade
En el cuarto día en la ciudad, fui hasta la estación de trenes Luz, pues en una esquina del parque del mismo nombre inicia la calle José Paulino en el barrio de Bom Retiro, un sector comercial especializado en venta de ropa y zapatos, donde el movimiento es intenso, las tiendas son grandes y los precios muy convenientes, así que fácilmente se podría pasar todo el día allí. Pero realicé mis compras en un segundo intento, ya que ese domingo todo estaba cerrado, así que me tocó regresar en otra oportunidad. 

La parte no agradable de este sector comercial es que hay muchas personas de aspecto extraño que se acercan sospechosamente y a pedir dinero, y hacen que la zona sea insegura y poco recomendable de visitar especialmente en las noches cuando todos los comercios ya están cerrando.

Hasta aquí no he descrito ni la cuarta parte de todo lo que recorrí en Sao Paulo, una ciudad donde se ven edificios hasta perderse en el horizonte. En la próxima entrada seguiré con la narración de mi paso por los barrios paulistanos ;)

Saludos.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Mi foto
Ecuador
Me encanta viajar, conocer lugares y vivir otras culturas. De mochilera o en tour / sola o acompañada / en mi país o el extranjero / sea un día o varias semanas / playa o montaña / frío o calor / ¡Siempre dispuesta para la aventura!