De mochilera por Perú, Chile y Argentina


Mis vacaciones del 2012 fueron algo improvisadas, decidí hacer un viaje como mochilera dos días antes de partir, por lo tanto casi no hubo planificación, pero todo fue sucediendo maravillosamente. El destino final era visitar a mi hermana que vive en Córdoba, Argentina, y para llegar allá tenía que pasar por Perú y Chile. Tengo todos los detalles amontonados en mi cabeza, pero por ahora sólo haré un resumen, luego iré describiendo datos y lugares específicos en los siguientes posts.

Inicié el viaje con dos compañeras de trabajo un día domingo en la noche en un bus de CIFA desde Guayaquil, Ecuador hasta Piura en el norte peruano. Cruzamos la frontera en la madrugada y llegamos a Piura en la mañana del lunes, visitamos la ciudad y fuimos a ver artesanías a Catacaos. En la tarde tomamos un bus de Cruz del Sur que nos llevó hasta Lima y llegamos el día martes en la mañana.

En Lima hicimos un tour por la ciudad, y en la tarde fuimos al aeropuerto para tomar el que sería el único vuelo de la travesía con TACA; llegamos a Arequipa dos horas después, recorrimos el centro de la ciudad y esa misma noche partimos nuevamente en un bus de Flores hacia Tacna.

Crucé el Perú de norte a sur y visité 5 ciudades
El día miércoles cruzamos la frontera entre Perú y Chile y nos quedamos en Arica tomando el sol en la playa durante la tarde. En la noche partimos hacia San Pedro de Atacama en bus de Frontera del Norte y llegamos el día jueves. Tomamos un hostal y esa misma tarde hicimos el tour al Valle de la Luna, estuvimos en el pueblo hasta el viernes en la tarde, cuando tomamos Tur Bus hacia La Serena y Santiago.

Arribamos a la capital chilena el sábado en la tarde, y recorrimos la ciudad hasta la medianoche; el domingo visitamos el cerro San Cristóbal, el parque O´Higgins e hicimos compras en los outlets, y así cumplimos la primera semana de viaje. El lunes fuimos en Tur Bus a Valparaíso y Viña del Mar, y en la tarde ya estábamos de regreso en Santiago.

El martes muy temprano tomamos el bus internacional Ahumada para cruzar la frontera entre Chile y Argentina, y llegamos a Mendoza en la tarde, casi al anochecer. Tomamos un hostal y al día siguiente recorrimos el centro de la ciudad en la mañana, y en la tarde hicimos el Tour del Vino, una visita a viñedos y fábrica de aceite de oliva.

Paso Los Libertadores, frontera entre Argentina y Chile
Ese mismo día miércoles durante la noche viajamos en Andesmar hacia Córdoba y por fin llegamos de visita a casa de mi hermana, era la culminación del viaje de ida! Recorrimos el centro en la tarde y noche, y el día viernes fuimos a la Villa Carlos Paz donde compramos artesanías. No pudimos ir a Cosquín en el tren de las sierras porque no estaba operativa la vía.

El viernes en la noche iniciamos el regreso hacia el norte en Flecha Bus hacia Salta, al llegar tomamos un hostal y luego recorrimos la ciudad y subimos el teleférico. Por ser sábado no encontramos casa de cambio y tuvimos que conseguir pesos argentinos en la calle. El día domingo, iniciamos el cruce de la frontera entre Argentina y Chile por el paso de Jama en Pullman Bus, que nos llevó de regreso a San Pedro de Atacama y así cumplimos la segunda semana del viaje.

Ese mismo domingo viajamos durante la noche a Arica, allí pasamos la mañana de compras. En la tarde del lunes cruzamos la frontera entre Chile y Perú y llegamos a Tacna. Aprovechamos esa tarde y la noche para ir a los mercadillos de zona franca y comprar equipaje porque lo que teníamos ya no cabía en las mochilas =) Durante la noche viajamos en el bus Moquegua hasta Arequipa pues teníamos vuelo de retorno a Lima el martes. En Arequipa tomamos un tour por la ciudad y almorzamos comida típica. En la tarde fuimos al aeropuerto y esa misma noche llegamos a la capital peruana.

Transporte CIFA cruzando la frontera entre Perú y Ecuador
No podíamos quedarnos un día más en Lima, así que con apuros conseguimos un boleto de bus en Cruz del Sur para viajar durante la noche y arribamos a Piura el miércoles en la tarde. Fuimos nuevamente a Catacaos a comprar artesanías, y a la medianoche cruzamos la frontera de retorno a Ecuador en un bus de CIFA.

Llegamos a Guayaquil el jueves en la mañana, adelantamos el retorno porque mis compañeras de viaje tenían tareas que cumplir el fin de semana. Pensé que estaría tan cansada que dormiría el día entero, pero nada más lejos de la realidad: deshice el equipaje, organicé las compras y lavé la ropa y las mochilas. El viernes fue el único día de mis vacaciones que pasé en casa, y este lunes ya regresaré al trabajo.

Saludos.

Acerca de las fotografías...


No soy experta en fotografía, pero eso no impide que le tome fotos a TODO, en especial mientras estoy de viaje. En alguna ocasión me han acusado de ser obsesiva con las fotos (creen que 300 en un solo día es mucho) pero en mi defensa puedo decir que depende de las cosas interesantes que haya encontrado durante el día, pues a veces no tomo ni una sola. 

En el blog procuro colocar sólo fotografías de mi propia cámara, que es básica, caso contrario mencionar la fuente porque es importante darle el crédito al autor. Tengo tantas fotos de mis viajes y de la vida cotidiana que creo que pronto tendré que aumentar la capacidad de almacenamiento de mi computadora, o mejor debería tomar una terapia para foto-adictos.

Este post nada más lo redacté como advertencia para que no se sorprendan de la variedad de cosas que encontrarán en mis fotos y vídeos de aficionado =) y hablando de advertencias, puede ser que yo aparezca por alli en alguna foto, como ésta en la que estoy (en mi viaje en curso) con el fondo de "Las tres Marías", un monumento natural de sal en el Valle de la Luna, cerca de San Pedro de Atacama en Chile.

Saludos.

Probando la gastronomía en los viajes


Estoy escribiendo este post desde Arequipa en Perú, y ya que ando de viaje cruzando el vecino país del sur, he aprovechado para degustar varios platos típicos, pues estoy convencida que no se puede vivir completamente la cultura de un lugar sin haber probado la gastronomía.

Aprovecho la oportunidad para comentar un poco sobre la comida nacional e internacional que he disfrutado mientras estoy de viaje. En Argentina me gusta la pasta y el asado, en Perú las papas a la Huancaína y la ronda criolla, en Chile la Chorrillana y las empanadas, en Canadá el frappuccino de Tim Hortons, y en mi país me encantan los mariscos!

No siempre tomo fotos de la comida (ahora lo hago más seguido!) pero como una imagen vale más que mil palabras, comparto las pocas que tengo, comenzando con mi favorita: un cebiche (o ceviche) mixto en Atacames-Esmeraldas-Ecuador:
Como hay tanta variedad de gustos, es de agradecer que en cada país haya también variedad de comida nacional e internacional. En alguna ocasión he tenido que sufrir molestias en el estómago por no haberlo acosumbrado a todo, por ejemplo con comidas demasiado condimentadas o picantes. Es bueno probar especialidades de los lugares donde se visita, y sino siempre queda un McDonalds o Starbucks =(

Saludos.

Mi sector favorito de Sao Paulo


Continuando con el relato de mi visita a los barrios de Sao Paulo en Brasil: el día en que más caminé fue cuando visité el Museo de Fútbol en el barrio de Consolaçao. Recorrí la Avenida Angélica deteniéndome a ver vitrinas en el shopping Higienópolis, crucé el parque Buenos Aires y bajando unas laderas por fin llegué al Estadio Municipal conocido como Pacaembú. En la plaza frente al estadio y ocupando parte del parqueadero había una feria de comidas, frutas y legumbres. 

La entrada al museo cuesta 6 reales y vale la pena completamente; Brasil es por excelencia un país de fútbol y toda su historia en este deporte está plasmada en este sitio que utiliza tecnología multimedia, fotografía y juegos para entretener a sus visitantes. Allí escuché narraciones originales de radio de los goles de Pelé, vi un video de la desolación brasileña con el “Maracanazo”, la historia de todos los mundiales de fútbol y los jugadores más destacados, la evolución de los implementos como el balón y el vestuario; además grupos de niños que disfrutaban tratando de meter goles en arcos reales o virtuales. Cualquier partido de Brasil en las eliminatorias mundialistas podía ser visto en su totalidad siempre que se cuente con un poco más de tiempo.

Museo de Fútbol en el estadio de Pacaembú
Saqué mi mapa para continuar el recorrido por el lado posterior del estadio hasta el cementerio de Araçá y no tenía idea de que las calles de este barrio estaban entre valles y había que subir una empinada colina mientras el sol estaba en todo su esplendor, pero por fin llegué al barrio Jardim Paulista.

Caminé por la Avenida Rebouças por el Centro de Convenciones y el sector del Hospital Clínicas, una gran concentración de servicios de salud, hasta la Rúa Oscar Freire. Este es un sector de opulencia que se nota en los exclusivos restaurantes, las tiendas de diseñadores famosos, y los vehículos de lujo que por allí circulan.

Hice compras en la tienda de Havaianas, ya que uno no puede regresar del Brasil sin llevar estas sandalias en los pies, en la maleta y hasta en llaveros, aunque acá en Ecuador se pueden conseguir en varias tiendas pero al doble del precio y no hay diseños tan variados. Luego tomé la Rúa Augusta hasta la Avenida Paulista.

La Paulista es la avenida con mayor movimiento en este sector, lo que se nota en los peatones, motociclistas, automóviles, buses, y el metro bajo tierra. La recorrí desde la estación Consolaçao hasta Brigadeiro y se puede encontrar de todo: bancos, agencias de viajes, hoteles, almacenes, librerías, teatros, restaurantes, hospitales, etc.

Hice un video recopilatorio de unos cuantos momentos de mi estadía en estos barrios de Sao Paulo (perdonarán la baja calidad y el movimiento ) ;)


Destacan también los rascacielos de arquitectura muy diversa con grandes antenas en las terrazas, y los helicópteros aterrizando en ellos; mi parte favorita fue el parque Trianon y el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) que sobresale desde lejos por el color rojo de sus columnas. Cruzar las calles transversales es bastante difícil a pesar de los semáforos y hay que cuidarse de los motociclistas que tratan de evitar el tráfico.

Los que desean visitar la ciudad deberían considerar hacer un recorrido por la avenida Paulista, como algo que no pueden perderse!

Saludos.

Barrios de Sao Paulo


Hay mucho que contar sobre mi visita a los barrios modernos de Sao Paulo. Mi primera tarde en la ciudad la pasé en el barrio de Bela Vista cerca de la estación Brigadeiro del metro. Allí también fue la primera experiencia con la comida, estuve como una hora tratando de decidir el restaurante pues no entendía el portugués en los letreros, y en la carta había cosas tan raras como pizza en forma de cono (como los barquillos de helado). 

Luego al tratar de tomar un bus no quería equivocarme e ir a parar en algún lugar remoto de la ciudad más grande de Brasil; finalmente en un taxi que hizo un recorrido pasando por el parque Ibirapuera llegué al Shopping Eldorado, en el barrio de Pinheiros. El objetivo era la estación Hebraica-Rebouças para tomar el tren de la línea CPTM e ir a retirar los tickets para la Formula 1 en el hotel Transamérica, pero ya era muy tarde así que me quedé recorriendo el centro comercial y el hipermercado Carrefour.

Al día siguiente por fin llegué al Transamérica en el barrio Santo Amaro, haciendo una combinación de metro y dos trenes entre la estación Barra-Funda y la Presidente Altino en la ciudad de Osasco, en un viaje de muchos kilómetros pero más rápido que un bus que se enreda en el pesado tráfico de Sao Paulo. En este sector son un atractivo los grandes puentes sobre el río Pinheiros (que está muy contaminado y en partes con un olor enrarecido).
Una gran parte del recorrido del tren permitía también una vista de la Avenida de las Naciones Unidas donde sobresalían los modernos edificios y hoteles de lujo en el barrio de Itaim Bibi, además el Shopping Morumbí en el barrio del mismo nombre, con la superficie más grande de tiendas que he visto y donde se hacían unas columnas interminables para poder pagar que me hicieron desistir de comprar algo. Estuve allí dos veces pero creo que no recorrí ni la mitad y nunca encontraba la salida en el primer intento, pues me perdía entre los pasillos y varios patios de comidas. Y ya que me refiero a la comida, estuvo excelente la pizza y el risotto con camarones.

Después de un recorrido por el Centro Histórico, fui hacia la parte posterior de la Catedral Metroplitana, y pedí orientación para llegar al barrio oriental de Liberdade. Sólo fueron dos cuadras y ya estaba en una de las calles principales con su decoración de lámparas con luces rojas y sus coloridas tiendas, donde la oferta de productos y comida oriental era muy variada. Entonces ya era de noche y estaba agotada, así que tomé el metro en la estación Liberdade y con una combinación con otra línea subterránea pude llegar al hotel.

Luminarias en el barrio oriental de Liberdade
En el cuarto día en la ciudad, fui hasta la estación de trenes Luz, pues en una esquina del parque del mismo nombre inicia la calle José Paulino en el barrio de Bom Retiro, un sector comercial especializado en venta de ropa y zapatos, donde el movimiento es intenso, las tiendas son grandes y los precios muy convenientes, así que fácilmente se podría pasar todo el día allí. Pero realicé mis compras en un segundo intento, ya que ese domingo todo estaba cerrado, así que me tocó regresar en otra oportunidad. 

La parte no agradable de este sector comercial es que hay muchas personas de aspecto extraño que se acercan sospechosamente y a pedir dinero, y hacen que la zona sea insegura y poco recomendable de visitar especialmente en las noches cuando todos los comercios ya están cerrando.

Hasta aquí no he descrito ni la cuarta parte de todo lo que recorrí en Sao Paulo, una ciudad donde se ven edificios hasta perderse en el horizonte. En la próxima entrada seguiré con la narración de mi paso por los barrios paulistanos ;)

Saludos.

Desde Santa Clara, Cuba


Este post es para recordar mi última semana en Cuba. Durante todo el mes de febrero del 2011 disfruté de muchas emociones en este bello país, y aunque fui por motivos de estudios, aproveché los fines de semana para visitar muchos lugares turísticos increíbles en el norte, centro y sur de la isla!

Por ahora un foto-resumen, en lo posterior daré más detalles sobre las ciudades visitadas y la cultura cubana ;)

Mural con los símbolos de Cuba
Una maravilla ver toda clase de autos clásicos
Embalse y laguna de Hanabanilla
La primera iglesia cubana, en Remedios
Una de las playas de Varadero
Plaza central en Trinidad
Mojito, el coctel típico y auténtico
El Capitolio, en La Habana Vieja
Disfrutando en la playa del Cayo Las Brujas

Saludos.