Comprando souvenirs


Los souvenirs son artesanías, joyas, llaveros, prendas de vestir, delicias gastronómicas, arte, y un sinfín de artículos de diferentes materiales, en los cuales se plasman lugares, personas y costumbres. Cuando viajamos, nos encanta comprar esos recuerdos que colocaremos en algún rincón de casa para rememorar lo que vivimos, o que regalamos a nuestros amigos y familiares. 

No podría describir todo lo que he comprado y que engalana mi rincón de recuerdos, pero al menos de cada país compro un llavero y figura imantada para coleccionar, que tenga el nombre, mapa, bandera o algo emblemático; y una prenda para usar que puede ser camiseta, gorra, cartera, sandalias o bisutería. Aquí algunos lugares de donde he obtenido mi colección:


- En Toronto, Montreal o Québec no hay que buscar un lugar específico porque hay tiendas de souvenirs a cada paso en el Centro Histórico o en el sector comercial de la ciudad. En Québec se encuentran concentrados dentro de las murallas de la Ciudad Vieja. La mayoría de los artículos tienen impresa la hoja de maple, que es el emblema de Canadá.

Cultura cubana en los recuerdos de Varadero
- En Varadero hay una avenida llena de tiendas de souvenirs por la cual caminé como 20 cuadras y compré muchos artículos. También encontré mucha variedad en Trinidad, Los Cayos y en La Habana. No quise comprar cigarros o ron que son los productos más comercializados, ¡pero me los regalaron! Así que entre mis recuerdos de Cuba hay un habano en su estuche, y una caja con 5 tipos de Havana Club en miniatura.

- De Galápagos, las Islas Encantadas ecuatorianas, no se puede sacar nada que sea natural como arena, hojas, piedras, y mucho menos animales. Hay que comprar recuerdos fabricados, que son generalmente réplicas de la fauna que habita las islas; lo más representado son las tortugas, de todas las formas y tamaños. Es posible volver a casa con un galápago de tamaño real, pero de madera.

- Havaianas es sinónimo de Brasil; son tan populares que las vi en Sao Paulo y Santos, en el frío o en la playa. Y en los pies de ricos y pobres, el mismo modelo de 10 USD, con la diferencia de los cristales Swarosky que muy pocos pueden darse el lujo de añadirles. En la tienda principal de la marca se puede comprar cualquier modelo y encontrar una igual en miniatura en un llavero.

Coloridas Havaianas en Sao Paulo
- Caminito en el barrio La Boca es el mejor lugar para conseguir souvenirs en Buenos Aires, también en la calle peatonal Florida, la Plaza de Mayo o el Barrio San Telmo. No se puede dejar de comprar como recuerdo el mate; además, tomarse una foto bailando tango en plena calle abrazando a la improvisada pareja de baile, también es muy solicitado.

Mi colección sigue creciendo cada día y a grandes pasos. Ahora estoy de viaje, pero cuando vuelva a casa mi rincón internacional habrá ganado muchos coloridos nuevos huéspedes.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario