Centro Histórico de Quito


El Centro Histórico de Quito, capital del Ecuador, es uno de los más extensos y mejores conservados de América, y el primero en ser declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Cada vez que visito la ciudad, este lugar que me atrae como un imán, y dedico varias horas a recorrer sus calles empedradas, plazas e iglesias, y sus coloridas casas que exhiben columnas y balcones coloniales.

En transporte público se puede llegar fácilmente en el trolebús desde el norte o sur de la ciudad, los fines de semana el transporte en vehículos particulares está restringido, y sus calles se convierten en peatonales. En toda la zona hay hoteles, restaurantes, cafeterías, mercados y todo tipo de comercio, y además se ofertan paseos en carruaje con caballos.


Un buen lugar para iniciar el recorrido es la Plaza Grande o de la Independencia, que tiene en el centro el monumento a los próceres y está rodeada por el Palacio de Carondelet que es la sede del gobierno central, la Catedral Metropolitana, el Municipio del Distrito, y el Palacio Hidalgo donde funciona el hotel Plaza Grande. A continuación se encuentra la iglesia de La Compañía, cuyo interior y su altar son un verdadero tesoro para contemplar.

Esquina del Banco Central y la iglesia de La Compañía
El gobierno permite el ingreso al Palacio de Carondelet con visitas guiadas y gratuitas en horarios de 10 de la mañana hasta 2 de la tarde, nacionales y extranjeros hacen cola para poder ingresar y conocer los detalles internos del edificio y los salones donde se toman las decisiones que dan el rumbo a la nación. En los pasillos destacan vitrinas que contienen los innumerables regalos que el presidente ha recibido en sus visitas al exterior (igual de innumerables).

Mi recorrido a pie generalmente me lleva a mi parte favorita que es la Plaza de San Francisco, una gran explanada frente a la iglesia y convento del mismo nombre, cuna de leyendas que se transmiten por generaciones. Se encuentra en una parte un poco más alta y permite hermosas vistas de los edificios coloniales y de la loma El Panecillo, que está coronado con una estatua que representa a la Virgen María. 
Santo Domingo es otra iglesia, convento, museo, y una gran plaza con el monumento al Mariscal Sucre en el centro. Al parecer las órdenes religiosas tenían bastante competencia porque ¡prácticamente hay una iglesia de dimensiones monumentales en cada cuadra! y para describirlas en detalle tendré que dedicarles un post completo en lo posterior.

Otros cientos de edificaciones como el Teatro Sucre, la Basílica del Voto Nacional, los colegios, las escalinatas, los comercios, tienen una atracción que hay que vivirla. En dos semanas volveré a Quito y me extasiaré una vez más recorriendo esas calles.

Saludos.

4 comentarios:

  1. Increible el centro histórico de Quito y preciosas las fotos. Ecuador es un país que nunca he vistado y que me llama mucho la atención.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mafi, gracias por tu comentario. Para cuando decidas visitar mi país sólo avísame y te ayudo en lo que necesites, espero sea pronto ;)

    ResponderEliminar
  3. Bello nuestro Ecuador, si queremos conocer otros países del mundo, primero lo nuestro, Dios lo hizo todo bello, para nuestro deleite

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí, lo maravilloso es tener cuatro regiones naturales diferentes como costa, sierra, selva e islas en un país tan pequeño, pero diverso ;)

    ResponderEliminar